jueves, 18 de octubre de 2018

CONTEXTUALES



Me secuestran ráfagas
que carcomen la piel,
el temporal trae acopio de lluvias
para calmar la sed del mundo.
Los campanarios destiñen sus bronces
y bajo los templos hay sepultados credos.
Torcidos plátanos
doblan el agua con ira.
En el fondo cloacal
festejan las ratas
y con enorme sacacorchos
se alocan los beodos.
Usadas mascaras
encaraman los rostros
del hombre sin progreso futuro.
Escépticas mentes
anudan tallos en los jardines,
el viento sopla al exhibicionismo en boga.
que no ceden sus capas
a las gargantas tísicas fabricando esputo.
La usura no se calla
en la esfera del difunto,
reviste palabras sin imagen
ni contexto,
rentan hasta la brea
del fragmentado cemento callejero
y en jeroglífico de absurdo impuesto
pasan automóviles de voces mudas.
Destruyen simbolismos de siglas
en apagados candiles
pero la pluma resiste,
inmortal tiempo para la poesía
y el lenguaje ecléctico.



Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

TERGIVERSIONES POEMA DESTACADO POR SU CALIDAD LITERARIA EN LA UNIÓN HISPANO MUNDIAL DE ESCRITORES- UHE


  


                I

Cruje la entraña
Famélica

Nutrición que no abarca
Lindes del hambre,

La boca esquelética
Llora por el ombligo

La panza esmirriada
Flujo hemolítico

Flauta muda
Sin agujeros

Clausura completa
Al sonar de tambor

Digiere la tripa
Espina de pez muerto

Sobras de puertos hastiados
Balance de averno.

                        II

La voz desangra
Émbolos activos
                                         
Osamentas transparentes
Resisten al nicho

Llagados pies de invierno
Sobre témpanos del piso

Cartones por cobijas
Al hueso doliente irritan

Carne magra
Disección de anatomía

El ser capta
Carroña fétida

Lirios pútridos
Rayan confines

Más cerca del cenotafio
Que de jardines y cultivos

                III

Parpados indiferentes
Soslayan al objeto.

El etilismo calma
Cruel realidad del sujeto

Como morfina disuelta
En lágrima vana

Blasón opulento
Pompa fetiche

Ciega báscula
Se inclina al oro

El gemir apaga
Con tronar de plomo

Recogen hilos de silencio
Pupitres leguleyos

La moneda financia
Soles del Trópico

                III

La oferta
Se camufla entre ruidos

Palacios opulentos
Incrementan tesoros

Cristales sin ofrenda
La silueta suda

Sangre de vestigio
Al vidrio ofrecen

Antesala de muerte.
Escasez de leche

Bodegas huecas amamantan
Vasallos advenedizos

Malas noticias para el sordo
La perorata se burla

Difunde color esperanza
En telarañas de quimeras.

Lenguas aceradas
Iteran aleves discursos

Tapices no ocultan
El trueno del gemido

Todo llanto de cocodrilo
Al súbdito

Bajo el alfeizar tejido
Y más allá del pavimento

Colmenares envestidos
Encolerizan el fuego

Masas en rebelión
Erguida suma en prestigio

Les resta al oro la oclusión
Sin zurrar lomos recluidos.


De LLUEVE EL VIENTO EN LOS TEJADOS- a publicarse julio 2019 - Ed. PALIBROS - N.YORK - EEUU
Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry
Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

Poemas de ricardo alvarez-blogger

PAZ AL ALMA


                    


Hábil embalsamador , en el ápice de esta quieta noche,
estaña con tus extremos de roce inadvertido,
los escudados ojos que lucen su extravagante fantoche
y con una hebilla de sombra cose tinieblas de olvido.

¡Oh, zalamero sueño! Corta con tus hélices
voluntariosas mis párpados tenazmente afligidos.
Termina esta lisonja  de espera que se impone
antes que el cinturón del tálamo se anegue de gemidos.

Sálvame de esta mordaz dormidera con tu presencia
mística, lava con lejía mi almohada de pasado grave,
desanuda los torniquetes del suplicio la insomne conciencia,

con un tarugo obtura las sombras que agreden la calma.
Diestramente con tus dóciles cerraduras de lino suave
gira las válvulas y precinta con blandura el cesto que da paz al alma.



De LLUEVE EL VIENTO EN LOS TEJADOS- a publicarse julio 2019 - Ed. PALIBROS - N.YORK - EEUU
Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

MANO DE MUJER


                 

Andaba ya mi dolor clavado
en la espina de mi pena,
como el alma lacerada de un esclavo
flagelado de azotes.
Congestionada la sangre en mi vena
como un forajido tras rígidos barrotes,
cuando se dió mi sed a beber
bajo el pino que llovía trementina.
Mi calzado plegó su cordel
al pactar libertad mi paso con la vida.

Tras la hierba espesa de maleza
se escondía  la solución de mi hambruna,
un cultivo de abonadas brezas
que mis dientes
no mordían del tiempo de la cuna.

Pedí a la tierra que grabara mi huella,
porque ahí, tierra mía,
ahí donde duele la ausencia,
se hiere con púas el alma.
Reclamé un alma bella
a una saeta de flechas
clavando el corazón,
que por las noches de olvido se desangra.
En la vasta distancia que te extraño
dejé un jazmín en tus manos
y en el marco de tus labios un beso sentado.
Se dieron mis ojos su capricho a dormir
bajo el amplio paraguas de luna nueva.
Mi pecho instaló la esperanza de vivir,
y que el alba trajera una mano de mujer
en el centímetro indivisible de la legua,
disipando la bruma instalada del ayer.



Todos los derechos registrados en safe creative

OLVIDO EN TU CUERPO POEMA DESTACADO POR SU CALIDAD LITERARIA EN LA UNIÓN HISPANO MUNDIAL DE ESCRITORES- UHE Poema 39 – de mi libro PASIONARIO






Olvido en tu cuerpo
las voces del silencio.
Te pueblo,
vértice de fuego,
en el grito de mi boca
pierdo hondonadas de labios.

Sacio la sed que arde,
el hambre que resuello
cada noche
que cruzo
hasta encontrar
una estrella en tu pecho.
Un titilo palpitante
en la columna de tu cuello.

Latitud de carne,
tu piel de agua
es aldea de mis labios salitres.

Mi nombre gira
y crece
en la turbulencia de tu boca..


Poema 39 – de mi libro PASIONARIO -Ed. ROJAS BOGLIACINO- Prov.de Entre Ríos- Argentina

2013-  Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.

ESPOSA MÍA



Senos tramados del crepúsculo anterior, terminados al alba.
Desbordan mieles cultivadas tus pezones y se van
grabando en tu pecho con la forma de la cascada/
Amerados licores blancos, saben a cerezos de infusiones/

Al besarlos siento... Amada esposa, río bravío de venas,
labor artesano con latido a campana de boda y trigales,
como si tu sangre se hiciera rojo de manantiales
y la tierra te impregnara dulces leches de panales, en ti toda.

Oigo en tu pecho un rumor de torres gemelas invadidas,
resonantes espumas, bramidos de sonoros canales.
Entro en la sombra de tus dos abras amantes y
filtro un poblado de abejas en tus poros de usinas/

Se puebla de sigilo mi beso de herencia profundo
cuando despliegas tu rica agricultura de frutos
 y nos besamos hasta las primarias arterias creadas en el mundo,
conquistando el orden natural de la uva y su culto/

Como hombre rumiante lamo tus savias de deseos ocultos
y en tus erectas suavidades lácteas me hundo,
entre bajadas y ascensos voy goteando saliva en tu vientre fecundo
y  hallo en tu lisura la piel del pan clamando leves susurros/

Cual si no bastara mi demente arrojo suicida
me arrastras con tus sentidos turbulentos
al futuro de estepas en tu pelvis de cornisa y altura,
subo mi estatura trepando tus escalones suculentos/


Todos los derechos reservados en Safe Creative &  Published Word  Press

Del libro “PASIONARIO”

HUÉSPED VIRULENTO POEMA DESTACADO EN LA UNIÓN HISPANOMUNDIAL DE ESCRITORES - UHE- SEDE- TRUJILLO - PERÚ





Negrero corrupto
de afán suicida
tétrico orador
de tertulia hundido en glutinosa
congoja de fango.
grima de proscenio
Antes que trepe la tarima
sangra por la espina
en pronta diligencia huye al mingitorio
a drenar ulcerada gelatina.
Picazón de silicona
angustia de presa
el rifle zafio enfila
la testa del asno,
dispepsia de infecto
flatulencia apesta a oprobio
hedor a muerto pescado
a cardumen de antigua asfixia.

Dolomía en las veredas
cauteriza el tálamo
su corazón de infarto
y alma necrótica
Gesticula el abominable homicida
rancios atardeceres de lunas malformadas
Pestilente intestino expulsa
gasificadas botellas
de corchos impulsivos
corrosivos pesticidas
infestan megalitos.
Lactemia paralítica
Acidosis gástrica
Transita fenecidos años
del sepulcro gime la inquina
Incertidumbre de gangrena
Esquirlas de dudas
Ampliadas al viento
Espectro anacoreta
Arde su abyecta lengua
De cimitarra mitómana.
Nada alivia la angustia
De mirar flojos capitales
Deshonestidad pura
Que mueve a repugnancia
Las horas se barrenan
En boronas de sales.

idiotez mercurial emana
intoxicación que fermenta.
No captura el  origen del sexo
Onanismo de siliconas
Agenesia hormonal
incorpóreo diafragma,
a contrapelo se abren ventanas
Pórticos sin dinteles ni aldabas
antipático  genital 
gangrenoso engaño
surge al aire,
expandido en el viento
tornase vaporoso;
actitud de perene desvelo
efluvio que incrementa la obscenidad del ego.
Que se aglutinen de linfomas su cogollo,
Fisura de raquis, anegación de detritus anatómico
Huésped virulento, bacteria mórbida
Inútil cráneo
de repollo laxo
fragmentar a martillazos sobre el yunque de hierro 
los divertículos que potencian sus intestinos operados.




De LLUEVE EL VIENTO EN LOS TEJADOS- a publicarse julio 2019 - Ed. PALIBROS - N.YORK - EEUU
Hecho el Depósito según la ley 11-723- registro de autores.
Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry
Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

Todos los derechos reservados a editorial palibro