jueves, 28 de abril de 2016

EL GOLPE DEL MARTILLO



El alma solitaria sobra en su fuero,
beben la fuente con boca en desgracia.
Son el cuerpo fantasma de nocturnas miserias,
el día infausto de los astros con paraguas.

Sobre su cabeza llueven copas
de postrados hojarascas.
rojas catedrales desmoronan pesado mármol
y en la levedad de su ser se consume el blanco.

Progenie de abandonadas estrellas,
el oscuro cielo es su única ventana.
La salida de la llaga es falsa gasa de palabra
entre los azotados becerros que bajo el golpe
del martillo no envejecen hasta carneros.



Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

RECOGIENDO ESTRELLAS



El epicentro medular de la ciudad
muere en los afilados dientes
de una jungla metálica edilicia.
Vago crujir a chatarra perpleja,
fabrica el herrumbre balas que silban
en los metales sin nombre.
Cercena la cercanía los puentes en derrumbe
y la plástica opacidad de la tecnología
gira las aspas en los molinos del viento.

Proclaman la sonora relevación
sinfónicos violines gregarios,
aglomeración múltiple de clanes en decadencia
impropiamente dialogan en el siglo de las torres
donde el alma sucumbe en pandemia solitaria.
La última versión del desgarro
en sepias hojas de papel narra
paradigmas aflictivos  en desolación inesperada.
Ese lánguido existir en la oscuridad
observa la dirección del advenimiento lumínico.

Entonces cae en la realidad la ausencia,
territorio murceguillo evoca
pertinentes puntales de su lote,
establece planisferios derivados del vidrio,
prolongación acotada, desmesura loca,
hipoteca la razón su arrogante vanidad.

En el azul cristal habita el sueño prohibido,
la cabeza dentada mella el canto del mirlo.
Cuando lo onírico se apelmaza en pétreo camalote
el hombre retoma el rumbo que desinstala
pátinas clavadas en la ausencia.
Cuando el hombre escucha el lamento del mortal
en bravo salto gravita al precipicio
y recoge estrellas que el cielo había perdido.
El humano solidario en su especie
con mano benévola comparte con el congénere
pesadumbres que desguazan el peso colosal de sus moles. 

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry


UN PULSO LATE



Cuando entras por la puerta
algún pulso de mi sangre late y no reposa,
como acústicas hojas arreboladas
que el viento balancea en enramadas de cuerdas.

Siento que todo el tallo primaveral
cabe en las fuentes de tu piel temblorosa,
al alba se desangran carmesíes y rosas
barnizando tus gruesos labios de lienzo matinal.

Ay amor, licuada armonía de pétalo musical,
me sobra el tiempo para festejar las albas gaviotas
de tu sombra y si te tientan contiguas campánulas
que la luna a tu signo oferte melaza a tu paladar.

Habla por tu boca gardenia rayana al umbral,
que un beso de agua se encarna en tus labios de gloria
cuando me inclino sobre el fuego del cuerpo celestial,
soy la lengua del muérdago que ladea tus labios de victoria.




Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry 
Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com 

Poemas de ricardo alvarez-blog

lunes, 25 de abril de 2016

GURIGAY


  
La espina dorsal de la ciudad
muere en los afilados dientes
de una jungla metálica edilicia.
Proclama la sonora revelación,
paradigma aflictivo en desolación.

Ese lánguido existir en la oscuridad
observando la dirección de su arribo.
Entonces cae en la realidad la ausencia,
territorio murceguillo evoca
pertinentes puntales de su lote,
establece planisferios derivados del vidrio,
prolongación acotada, desmesura loca,
hipoteca la razón su arrogante vanidad.

En el azul cristal habita el sueño prohibido,
la cabeza dentada mella el canto del mirlo.
Cuando lo onírico se apelmaza en pétreo camalote
el hombre retoma el rumbo que desinstala
herrumbres clavadas en su ausencia
y en bravo salto al vacío va recogiendo 
estrellas que el cielo había perdido.


Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry


domingo, 24 de abril de 2016

DESARROLLO

 




Al silencio de la noche un vástago crece.
Se desarrolla al blanco mutis de la luna,
con afán voraz apetece la estatura del tronco.
Va asomando su narina vegetal de cuadrúpedo hambriento
y de su garganta de germen estirado
emerge el cálido aliento de estimulo,
la carne de la  tierra -del magenta a la greda-,
imita al rojo fruto y su encanto.

Membresía de ecos trina el ave
cuando frena su vuelo y
la fecunda estrella cegadora de ojos baja su pestaña de lumen,
el negro abre su tajo de albo en el surco y su corteza
donde el liquido hortaliza rompe su pereza de letargo.
Embiste el aire con el vigor del lirio encendido
y la vida concede al vástago su deseo de tallo concluso.
Estructura y hueso de tronco con sentido de árbol.
La incipiente mañana abre sus piernas de músculo y
pare el hijo del rocío y la cavada noche.


Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry


GALIMATÍAS


  
La espina dorsal de la ciudad
muere en los afilados dientes
de una jungla metálica de edificios
que proclaman la sonora revelación
de la desolación.

Ese lánguido existir en la oscuridad
observando la dirección de su arribo.
Entonces cae en la realidad la ausencia
de ese territorio evocado
que en los puntales de su lote
marca cruces de mapa
como una extensión reservada
ajena a mi propiedad.
Lo onírico es apelmazado camalote
bajo este paraguas de ausencia.

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry



MAQUIAVÉLICA DEL …ISMO



Está la monarquía del elitismo
que desgarra la palabra.
Siempre explota la vena de la sangre
en el sillón de algún muerto.
Se aísla en su hermetismo…
Pobre loco, bípedo implume.
Que feliz escupe silabas
de cruces en un rito que nomina la muerte.

Los siete jinetes del apocalipsis
se desvisten en la cumbre
Los caballos entran en crisis,
con tanto desborde
no hay freudanismo que resista/
En su miope vista se alegran afable ciego
en un club de cuatro miembros donde
la pluma es hacha inútil para cortar su alambrado.

Rocas contra huevos hacen plash…
Aplaude el selecto miembro la mugre,
galimatías sin contexto
tanto vale el aplauso del circo hedónico
que comen margaritas los cerdos.
Con una lira delirante y cuatro arpegios
expulsan fuego de culebras por las manos/

Vivan los  …ismos,
hurran los paganos androides
con el binocular sobre los sesos.
se relamen en ritos de difuntos
y a los tumbos va el paso herrado
cuando en la fila se pierde el asunto
se condecoran gélidas anatomías monocordes
con la soberbia perorata del heraldo/

Aquí...
Señores de los palcos ampulosos,
grupito de logia en las gradas,
escribas sumisos de la nada…
Sujetos hidrófobos se apegan a las amarras
pero el profundo océano escupe sobre sus hombros
petróleo negro de brea falsa.

El sentido se pierde en encriptado alogarismo
y fuera del rito circular no hay quien los lea/
Monoteístas del…ismo…
Que frágil fuerza sostiene la calavera
cuando prenden fuego de absolutismo
con la cabeza del fósforo humedecido/
Rejas y barrotes opacos se crean,
encarcelan la humildad que libera el despotismo.
Bravo hurraria Maquiavelo.
Que plan tan perfecto de batalla,
que pena que no sean del pueblo
opinaría la vaca mientras pasta.


Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry