miércoles, 18 de enero de 2017

INDIFERENTE



El respiraba con tu nombre,
se ahogaba en lágrimas
con tus penas.
Se emborrachó con tu despedida,
ya era un pozo oscuro sin salida.
                                  Y vos indiferente/

Golpeó puertas,
trilló el espejo
con un hacha de fuego,
ahí andaban tus espectros,
rompió esa foto sonriente
que llevaba a cuestas
en la finitud del opuesto.

En la negación de la pregunta
estaba la inercia de la respuesta.

Embravecida noche de ausencia,
descifró en sus palmas sin salida
la aridez de un paisaje yermo.
Leyó la levedad del ser,
alguna historieta,
la rebelión de las masas
y al furioso Otelo hasta ahogar
el hastió metido en el florero
                                   Y vos sin presencia.

En el trance de velas nocturnas
se disipaba con la caña o el licor
para cerrar su mirada a tu antiguo amor
de elegía, era asilado entre brumas
                                    Y vos lejana.

Inmerso en tu carne intrusa.
aclareció las sombras al día el hombre,
el tiempo era un reloj de hojarasca,
tiempo muerto, absoluta transición
pronunciando tu nombre con flama y
                                      Vos gélida sin causa

Ni siquiera una gota trepada a la frente
y ni hablar de deletrear su nombre,
embaucadora de máscara te escondes
                                        indiferente. 




Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry

SERÁN LAS MANOS



          

Que sobrevuele la flor blanca del cerezo
Un pájaro de tibia alma cruzando el cielo claro
en mi corazón enramado hará su nido.
Ven a mí, cintura de sueño,
sirena de fino latir genuino.
No dilates mi espera, licencia de mis besos
que el árbol abre su copa al oriente del porvenir
y serán tus manos junto a las mías la hermosura del lino,
construcción de horizonte, cabaña de madero,
retozo calmo de piel y tejido añil,
cuando fría lluvia - sin pausa de agua-,
anegue las praderas del campo
serán las manos creativas la resolución del fuego.
 Serán las manos creativas pirámides del leño.

En tu piel rosácea se inflamará el carmín,
mis labios surtidores vestidos mis ojos de ternura,
Imposible demorar la luz, ni la voz cerda ver del trino,
Leyenda de bruñas hojas narrarán tu mirar de follaje rojo.
No es fábula que amplios es mi corazón y todo para ti,
que todas las mujeres que pasearon por mis labios
ninguna como  tú, luciérnaga febril, me obsequió la mirada de tus ojos,
ni el imperio de tu entrega febril,
ni los jardines escarlata que has reservado para mí.

Y serán las manos núbiles, obreras de arcilla , moldeando
elegantes copas de barro, prístinos cristales de lagos y golfos,
Catarata serena de fluir rojo esmalte donde la sed ahogaremos,
y un ave de azul penacho deslumbrando astros
centellee en nuestras bocas de rayos.







Todos los  derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry
Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

Poemas de ricardo alvarez-blogger

LO SENCILLO



                    



Una escena de blanco mate tan vacía.
Los anaqueles gruesos de hojas con penas,
la dócil cerradura tan tardía de llena,
y bajo la camastro ocultas las viejas zapatillas.

Un dibujo  torcido plasma mi caricatura vaga.
Ando con los talones desgarrados mis sendas,
a ciegas toco el bastón sobre  la raída alfombra
y veo teñirse la gama de azulejos cocinando ropa vieja.

La sangre seca en la carne magra
y las arterias vertientes áridas de túneles insanos,
De a rato me visitan mis propios fantasmas como esclavo,
Impalpables y angustiosa sombra amarga,

Cuando la luz del candil se apaga
reviven las cosas olvidadas,
Los menesteres de fruslería
retornan variables pertinentes de nupcias.

De mis cáusticos fantasmas yo me rio
al encerrarlos en una jaula.
uso los pestillos del olvido.
y borroneo letras con melancolía de argonauta.

Hay un granate espejo oriental que arde
y en sigilo huyo de las crudas realidades,
nunca sabrán que prontamente me he ido
flotando como ave en la turbia extensión  del paisaje.




Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry
Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com

Poemas de ricardo alvarez-blogger

LA VIDA ES MÁS QUE UNA MONEDA




La vida anda con sus ejes torcidos,
el ambulante con la sonrisa en los botones
y cuando enclenque de cansado
baja del metro camino a su morada
algunas monedas se revuelcan en los bolsillos
y teme su cordura que lo roben las salvajes gavillas
frescales parásitos subsistiendo de rapiña
con mercancía robada a diario
cuervos piratas de estos siglos.

Hacia la puerta va la figura,
lo aguarda el rostro de su concubina,
un taxi de medianoche es incierto que gira
su mujer confusa ignora el cierre de las ventanas,
los refuerzos de la entrada
donde la calle parece una umbrosa avenida.

La vida es la cara o ceca de una moneda,
así relatan los pergaminos  de la existencia.
A transpirar la camiseta dice la palabra en la briza,
llueva, truene o el termómetro pase los cuarenta
de sensación con certeza el que rebusca la encuentra.

Después del domingo el día canta en la mañana,
tras una noche fatal de verbena
 un signo deja cicatriz impiadosa.
El laborante cuelga el festejo en el placar
presto a la nueva jornada
con indiferencia a la peste del asfalto camina.

Mientras un relámpago gira
el pacifico dipsómano durmió en la esquina,
floreció su desahogo con un bostezo
y diez manojos de flacos dedos,
en el núcleo del bullicio la moneda sigue intacta,

Mientras el carromato de la vida sigue
con sus agujas de arena rodando
La inconsistencia se desvanece
como un solitario bajel que flota en mansa marea.

La quietud es la amenaza que acecha
como impalpable ceniza se pega,
y no hablo de vanagloriar la violencia
sino del coraje y la continencia.

Después de todo el día,
no mide sus valores en la moneda.
Enarbola un viento de banderas,
la vida pasa con cuitas y muecas.

La dimensión del tiempo es honrar el goce de la vida,
que las catervas muten en caricatura de historieta
y la vida humana escriba nuevos capítulos
en las cuartillas blancas cuadrivios de su propia historia.




Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry 
Poemas de ricardo alvarez@blogspot.com 
Poemas de ricardo alvarez-blogger
            

 Del libro PLANETA HUMENO - Editorial TIERRA FIRME- Hecha la ley del depósito y registro

DAME TU LATIR PROFUNDO



Que luces iluminan tu pecho
de almíbar condecorado.
Frente, manos, latir profundo
de primavera floreciente.
Dame tu boca simultánea
que por tus labios danza el durazno,
anhelo paladear sus gajos
cual ocales suaves del enebro.
Dame la perspectiva naciente
que trae aguas de plata en tus palmos.
De tus crepúsculos yo me nutro,
al otoño de tu alma, melodía escarlata.
Dame tu suspiro que desvela astros.
El intimo tesoro del corazón febril de enero,
y la quietud de una breve pausa
para unificar tus encantos.


Todos los derechos registrados en Safe Creative y Word `press poetry

BACANAL




Fiesta mínima me dijeron.
¿Será la dirección?
Sociedad de fomento y parece el Colón. Ágape colosal y magnánimo, pomposo y florido decoro de artificio. Como no mangueé un frac de estreno y mis zapatos de casamiento conservados. Cuanta ternura de dama muerta y calidez de antifaz
Paredes chorreando humedad de coñac              ¡ Pútridas frutas ¡      
Creí que era una flatulencia de gala.
Corola críptica del pétalo vivo enfrascado, acá me lavo las manos en refrigerio.
Primavera procaz, onanismo virtual en bodega estacionada.
Como añoro una percanta que me amure.
Promiscuo y fino lenguaje voraz. A decir verdad, algo absurdo y monótono
Cuentas y valores. Valores y cuentas. Y yo ni un mango.

No mas rimas. ¿ Dónde voy?

Copa lustrada, mano enservilletada
Caviar de aliento, entre los dientes, olor pestilente y esnobista
¡ Ah ¡
Si me vieran mis ancestros con mis arterias invadidas de vino espumoso.
Acá le dicen champaña. Etilismo de lujo paseando venas y arterias.
También el miocardio, los ganglios y los linfáticos...Paisaje todo plástico.
Ornamenta y monumento a las siliconas.
¡ Ojalá fuera el fabricante ¡
Toca la banda, acá orquesta. Metal desafinado y parches de badana.
Suena igual la tarantela que la cumbia del arrebato.
El tango del cambalache que el bolero de Rabel, que hermoso aplaudir tanto papel disfrazado.
¡ OH. God ¡ ¿Qué son ¿                     ¿ labios o sandias caladas  ?
Ese cuco levantado con arrugas en la mano, ojos de verdad o puro vidrio
Senos como el Aconcagua, simulacro de ubre, pirotecnia y artificio.
Espero que no exploten.
Pómulos tan estirados como pomelo fresco de estreno.
Tan fuera de época o tanto etanol confundido, entro al baño con urgencia, tan aséptico como quirófano, estéril como gasa de fabrica. Impoluto como un beso virgen.
Tan limpio que da asco y pena blasfemar con mi orina urgente y mi vejiga comprimida.
Saludos de emires, nada de contacto infecto. Dios.
Tanta bebida, donde habrá una mingitorio popular para vaciar mi odre y recargar combustible. Ni hablar de los intestino revueltos.
Faisán, caviar, ostras y langostino.
Como extraño un pucherito de gallina.
Evoco un choripan en la costanera, chimichurri barato hasta que arda la lengua de espanto, y las hemorroides llamen al maitre pidiendo hielo.

Me asquea tanta hermosura y quiero huir como la babosa de la sal

¡ Caballero ¡
¿ Dónde la salida... Exit?

¡ Salgo por la puerta del éxito ¡

Espero encontrar mis muletas terrestres para salir de este antro y el fracaso de mi prosapia berreta.



LA CAMPAÑA



Después de los golpes y el terremoto,
los huesos rotos en sacudida,
fue el  desgarro de tendones en la frontera
de la Pampa nuestra. La Pampa arrasada,
y el sur desolado donde la espina salvaje del civilizado
chorreó la gota roja de los ríos arteros,
donde el Rankul se bañaba.

El viento olvidó el soplo ante la capucha y
el antifaz de la blanca rosa goteó su secreto  de lágrima.
Antes de la soberbia llegó el ojo mísero,
se partió el cuello al cisne envilecido
en la cobriza mano guerrera del Patagón.
Subió del océano el tesoro de la codicia pirata.
Del reino idólatra poderoso se abrió la hoz y la guadaña.
De tanto exprimir el suero, el llanto asfixiado
consumió su pólvora en el lago del desahogo.

Se fracturó la cultura Tehuelche,
el ojo ávido del Guaraní se secó.
La tierra se cegó de pluma y de hierba
El Ona se hundió en el abismo de la ciénaga
con su  inmenso pié descalzo.
Del sembrado del Quechua quedó solo rastrojo.
la mazamorra se hizo con agua turbia
y el chipá sabia a sal de mar muerto.
El caballo del Wichi fue codicia del pillaje,
el azotado desierto inundado de silencio.
De la escalera norteña del Toba quedó solo un peldaño.
Entre la cordillera y el mar,
el cóndor andino se congeló de humedad
cuándo la flecha del destino
armó su arpón de punta, clavando la sangre del lenguaje,
el idioma se anegó en el barro teñido de rojos glóbulos..
La ancha vena del corazón sacudió en temblor/ 

En el desierto llameante de Roca y su campaña
se quemó la raíz del árbol nonato
por la imperial orden del ferrocarril.
la salvaje hermosura indígena se quedó sin ojotas,
y del camino ritual del indio caminando sobre las brasas
sólo quedó la ceniza del ascua apagada.
Cuando vi la hojarasca,
no como osamenta inútil del árbol despojado.
sino como fuego de una pira,
una hoguera que encendió el cubículo de mis ojos.
la ancha vena de la ira se estremeció...
Entre las cruces del hombre elegí la de la memoria,
para que el trueno y el agua no la borren del planeta.
Puse al fuego a la soberbia
- no al soberbio-
Arrojó pestilentes pesares ocultos
bajo la piedra de los dolores humanos
y la tierra de los osarios gimiendo en la cisterna
donde se revuelcan los gemidos no escuchados
del hombre dormido y en vela,
bajo la gleba de la tierra, desde el tiempo de antaño.
de la época del fuego con la piedra,
donde anduvo el venado tierno
con los ojos del trigo dorados,
y la sombra del prado como testigo de la historia.

En el estambre verde, entre la hoja de la avena.